Educar Con Amor Disciplina Y Bases Fuertes Para La Vida

Educar con amor, la premisa que debería primar en los métodos de educación y crianza de los padres.

Educar Con Amor

disciplina con amor

El amor es el sentimiento más bello y gratificante que puede sentir un ser humano. El amor nos impulsa, nos da fuerzas para renovarnos cada día, para luchar por nuestros objetivos y salir adelante en un mundo cada vez más competitivo y agreste. Ese amor con nosotros mismos, con Dios, nuestra pareja, nuestra familia y por supuesto nuestros hijos. Quien puede ser más digno de recibir todo nuestro amor que el fruto precisamente de eso, del amor.

Que Es El Amor Para Los Niños

Los niños perciben todo de manera diferente a como lo hacemos nosotros los adultos. Un niño se sorprende, no tiene prejuicios, es sincero. Su amor viene sin límites, sin barreras. El ama con todo su corazón.

El amor para los niños es una fuente de crecimiento sano a nivel físico y espiritual. Mediante el amor reciben afecto, aprobación, autoestima, fortaleza, respeto y tolerancia entre muchos otros beneficios y eso mismo devuelven. Un niño amado, es un niño que da amor, a diferencia de un niño al que solo se le ha transmitido desamor, desatención y violencia. Ese niño será como un espejo y precisamente eso devolverá, a sus padres, familia y entorno. A estos niños les cuesta más relacionarse pues no tiene alimento afectivo y no encajan completamente en la sociedad desarrollando comportamientos que incluso pueden llegar a ser delictivos.

Para Que Sirve La Disciplina

La disciplina es amor. Es necesaria para lograr todos nuestros objetivos en la vida. Necesitamos disciplina para construir nuestros caminos y transitarlos, para tener un horizonte, para lograr de lo más pequeño a lo más grande. La disciplina es fundamental para que los niños aprendan a respetar los límites y no se conviertan en niños indisciplinados de difícil convivencia y luego en adultos desorientados.

La mejor combinación para educar a nuestros hijos es la disciplina con amor. Decirles no en algunas ocasiones aunque nos duela es darles un regalo a largo plazo, es darles herramientas para que afronten un mundo real lleno de vicisitudes, donde nada es perfecto y en medio de esa imperfección nuestros hijos deben ser capaces de aportar a la sociedad y mantenerse firmes en sus valores morales y espirituales. Nosotros tenemos en tiempo presente la potestad de darles ese regalo, no la desaprovechemos.

Cuéntanos tus experiencias al respecto y como educas a tus hijos con amor y disciplina.

Saludos,

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *